Cuando el cine encontró al videojuego

julio 4, 2012 at 09:00 Deja un comentario

El tercer día de conferencias de Gamelab nos trajo una interesante charla entre el Director de la Academia de Cine, José Garasino, y el creador de videojuegos y asesor de Gamelab, Gonzo Suárez, con el titulo Coloquio: Industrias del ocio digital. Aunque empezaba con una mala noticia, la baja del Secretario de Estado de Cultura don José María Lasalle que a mi entender habría dado un interesante punto de vista a la charla des de una vertiente más institucional, ésta resultó ser una conversación sobre los dos mundos representados en la tarima, el del videojuego y el del cine.

José Garasino y Gonzo Suárez

José Garasino y Gonzo Suárez

Así pues, tal y como apuntó José Garasino, el cine de animación tiene un punto de conexión con el mundo del videojuego, yo creo que más que eso, de hecho y cada vez más todo el cine tiene que un punto de conexión con el del videojuego, quizá el de animación sea el que más se le parece, pues el uso del ordenador para crearlo está más presente que en cualquier otra expresión cinematográfica. Pero yo creo que no es una cuestión de que soporte se utilice para ensamblar el producto final, sino más bien algo más profundo o de concepto. Me explico, cada vez más los juegos muestran en pantalla lo que se dice como una historia, ahora ya no vamos a matar marcianos, sino que vamos a salvar la galaxia de una invasión alienigena con el Sargento Shepard, que resulta ser, a fin de cuentas, un tipo duro amigo de sus amigos, que no duda en disparar a alguien que le está entorpeciendo el camino hacia su objetivo de salvar la humanidad y que…(eso siempre dependiendo de cuales hayan sido nuestras elecciones durante el juego), ¿que quiero decir con esto? pues que en muchos juegos (cada uno en su justa medida) estamos viendo una película interactiva, con lo que esto representa, no solo el hecho de tener una historia, sino que hay una banda sonora reconocible de fondo que enfatiza las sensaciones que estamos viendo en pantalla, que hay un trabajo de doblaje que da personalidad a los personajes que aparecen, en definitiva lo que ya hemos comentado estamos jugando una película. Dicho sea de paso, aunque ahora es más presente y patente, las clásicas aventuras gráficas (Monkey Island, Maniac Mansion, Full Trottle…) ya eran películas interactivas, aunque menos espectaculares.

Masseffect

Mass Effect

Dicho esto Garasino también apuntó el hecho de que hay que empezar a generar sinergias entre el mundo del cine y el de los videojuegos, y esto no es sólo lo que he comentado más arriba, que a mi entender es un proceso natural que los videojuegos hace muchos años que están experimentado, sino, más bien a nivel comercial. Es decir algo que el cine norteamericano ha entendido desde hace tiempo y es el hecho de hacer videojuegos de las películas (o viceversa), dentro de todo el merchandising que aparece, tener como elemento indispensable un juego. Para que esto pueda pasar con una cierta garantía primero hay que explicar (estamos hablando sobretodo a nivel nacional) a la industria del cine como se hace eso. Como ya se apuntó en esta misma charla la industria del videojuego es una industria mucho más flexible que la del cine, por el simple hecho de ser más joven (de hecho se hizo la analogía de que mientras la primera es como una chica de 23 años más predispuesta al cambio, la segunda parecería más una señora de 73 más anclada a sus viejas costumbres), y por tanto a los cineastas muchas veces les cuesta entender que para hacer un producto digital de la película se tiene que trabajar codo con codo para poder sacar el juego y la película al mismo momento (o casi) como pasó, ponemos el mismo ejemplo que los conferenciantes, con Transformers. Así pues y volviendo también a lo comentábamos en el párrafo anterior, el videojuego es hijo del cine y por tanto estas dos industrias indefectiblemente deben de acabar encontrándose, sino puede pasar otro fenomeno que ahora mismo está empezando y es que como hijo [bastardo] del cine que es el videojuego puede acabar comiéndose al padre y quitandole toda la hegemonia que este tiene en el ocio, por tanto tendrán que compartirlo o luchar por ello.

Transformers

Transformers

Finalmente otro aspecto muy interesante que se comentó fue lo que introdujo Gonzo Suárez sobre la presencia mediática de la industria del ocio digital. Todos encontramos en cualquier periódico, en cualquier magazine de TV e incluso en los noticieros (tanto de TV como de radio) una sección de cartelera e incluso de crítica de cine donde llevan al día las ultimas novedades y donde se hacen valoraciones de las mismas expresadas por expertos de la materia (no siempre gente del cine, pero este sería otro debate). ¿Pero cuán difícil es encontrar una sección parecida y con el mismo trato referida a videojuegos? Aún hoy en día en los mass media el ocio digital es tratado como algo minoritario  y para el público infantil, aunque los resultados económicos y las estadísticas de incidencia dentro de la sociedad nos indiquen lo contrario. Según Gonzo, esto es bueno para la industria, a su parecer mientras ese sea el trato que se recibe la industria seguirá creciendo, ya que cuando esta empiece a ser tratada de una manera más analítica empezará la contención dentro del mercado. La verdad es que no tengo los datos suficientes ni la experiencia para rebatir a alguien con la experiencia de Gonzo Suárez dentro de la industria, pero creo que tengo que estar en contra de su afirmación. Me explico, creo que el hecho de que el mundo del ocio digital sea tratado como lo que es, algo que está presente en la vida de mucha gente de edades y estratos sociales muy distintos hará que el mercado se diversifique más, pues más empresas buscarán más público y abrir mercado, a parte de que seguramente el sector público (muy presente en el cine) subvencionará propuestas más arriesgadas difíciles de vender a las grandes marcas.

Monkey Island

Monkey Island

Repito que yo no tengo el vasto conocimiento que seguro tiene Gonzo Suárez, pero esta es mi opinión (sólo eso, una opinión). También está para mí el hecho importante de la aceptación social, hay grandes obras del videojuego que son vistas como un subproducto por la élite intelectual por el simple hecho de ser videojuegos, reconozco que este es otro debate el quién o el qué debe decidir qué es y qué no es arte y por tanto no me extenderé más. Pero la verdad es que a mí, y me temo que a muchos de entre 12 y 40 años, me han marcado más grandes juegos (como Monkey Island, Never Winter, Mass Effect, o tantos otros) que muchas otras expresiones artísticas mucho más reconocidas.

Entry filed under: Artículos. Tags: , , , , , , , , , , , .

Las claves del modelo Freemium Más allá de la AppStore

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook:

TOP 5

Distraidos
Distraidos
Distraidos
Distraidos

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 9 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: