Trabajar en casa o fuera de ella… esta es la cuestión!

junio 4, 2012 at 11:00 Deja un comentario

Nos encontramos en un mundo cambiante, mutable, en plena transformación constante. Tanto el planeta como el mismo ecosistema que lo conforma sufren una incesante evolución. Pero siempre surge una incógnita; saber si el camino que escoge la naturaleza es el correcto. Tampoco entraremos ahora en temas metafísicos que van más allá de la compresión humana, así que  simplemente diremos que es por puro azar. La tierra des de sus más de 4530 millones de años ha tenido una trayectoria algo inestable; primero la creación de la vida, después la desaparición de los dinosaurios para finalmente acabar engendrando un ser cuya inteligencia y adaptabilidad están por encima incluso de ella misma.

El hombre es su constante búsqueda por encontrar su sitio en este planeta se unificó en pequeñas sociedades, para así, formalizar una alianza que asegurara el bienestar y la continuidad de toda la comunidad. Por eso mismo se crearon mecanismos de sosteniblidad para hacer de la convivencia una máquina bién engrasada y eficiente, que dirigiera a la humanidad hacia la supremacía total del mundo conocido, asegurando así su continua supervivencia. Uno de los engranajes más importantes que conforman el complicadisimo mecanismo social del ser humano no es otro que el trabajo. Trabajar sobretodo para el bien de los demás, para la sociedad, para la familia y para uno mismo. Pero el trabajo, igual que los demás engranajes, también ha sufrido una gran evolución. Se ha ido cada vez especializando y adaptandose más a las siempre nuevas necesidades que surgen debido a la continua metamorfosis del ser humano.

Ahora nos encontramos de lleno en una era tecnológica, que muy probablemente marque el rumbo de nuestro destino, tanto dentro como fuera de las fronteras de nuestro planeta. La tecnología ha pasado de ser un bastón de apoyo a transformarse en un traje que nos es imprescindible para poder seguir viviendo. Y como he dicho antes, toda necesidad crea multitud de nuevas oportunidades, y una de ellas siempre es la de reinventarnos.

Y ya sin más preámbulos entraremos de lleno en el tema en cuestión: trabajar en casa o fuera de ella? Como he comentado la posibilidad de reinventarnos nos da la oportunidad de mejorar lo que ya tenemos, de superar una barrera que creíamos infranqueable, erradicar las consecuencias de errores que se hayan podido cometer en el pasado. El mundo laboral ha cambiado de la mano de este nuevo concepto tecnológico, que permite a los trabajadores hacer sus tareas desde donde deseen, solo con la compañía de una ordenador y internet, y así crear una estructura mucho más flexible y eficiente. Ahora me dispondré a hacer una pequeña comparativa entre las ventajas y desventajas de trabajar en casa o no.

– El tiempo

El simple hecho de no tener que desplazarte más de 10 metros para dirigirte al puesto de trabajo ya nos hace ver el sinfín de ventajas que en este sentido se pueden derivar del trabajar en casa. Un mejor aprovechamiento del tiempo se traduce en una mejor eficiencia, y no solo en el trabajo, sino en la vida. Estar sometido a un trayecto de ida y venida en coche o transporte público conlleva ya no solo un desgaste físico, sino también mental, por eso mismo la posibilidad de eliminar este “handicap” hará nuestra vida algo más cómoda porqué ese tiempo ganado lo podremos aprovechar como a nosotros mejor nos convenza.

– Salud

La salud es una consecuencia del buen aprovechamiento del tiempo, y este mejor uso, nos permite disfrutar de más tiempo libre para destinarlo a otras actividades, entre ellas las deportivas. El hacer deporte es esencial para disfrutar de un equilibrio tanto físico como emocional, ya lo decían los romanos “Mens sana in corpore sano” y igual que en otras muchas cosas, en esto tampoco se equivocaban. Para sacar el máximo rendimiento de nuestra mente necesitamos que esté en equilibrio con nuestro cuerpo y esto nos lo facilita tener tiempo para invertir en el cuidado de este último.

– Flexibilidad

Como podemos observar todo se transforma en un bucle beneficioso, que nos ayuda en todos los sentidos. La flexibilidad que nos da el trabajar en casa hace que no estemos atados a un régimen horario, que en muchas ocasiones acaba siendo como una esclavitud pactada con la sociedad, y eso, como todo régimen cerrado, acaba provocando consecuencias negativas. Una de ellas sería el estrés, una de las causas que provoca los mayores indices de bajas laborales que se solicitan en estos tiempos. Pero el estrés no solo afecta a nuestro rendimiento, también lo hace en nuestra vida social. La insatisfacción profesional es la espora de conflicto de muchas relaciones sociales, familiares y conyugales.

– Productividad

El concepto de la productividad es el más estrechamente relacionado con el trabajo, y el que seguramente cualquier empresario valorará más que cualquier otro. Como disfrutamos de más tiempo, de una buena salud y una flexibilidad de horarios que nos facilita compaginarnos el trabajo con el resto de tareas, esto se reproduce inmediatamente en una mejoría en el rendimiento profesional. Como en la ley de la conectividad; “lo perjudicial encuentra lo perjudicial” y “lo bueno  encuentra lo bueno”  (este último siendo el caso que ahora estamos tratando), con el trabajar en casa pasa lo mismo. Como todas las circunstancias son favorables, se crea una buena rutina laboral que puede incluso provocar que invirtamos el tiempo sobrante en el propio trabajo. Así observamos como el círculo se cierra de una forma satisfactoria para todos los afectados.

– Medio Ambiente

Sencillo, sino te mueves no te ves obligado a hacer uso de los medios de transporte ( actualmente la mayoría nocivos para el medio ambiente ) y así evitar dañar más a nuestro ya debilitado planeta. También, y porqué no decirlo, te ahorrarás un buen pico de dinero.

– Resumen

Ya para finalizar un pequeño resumen de todo lo hablado. Pero antes, algo que no había comentado aún, y es que obviamente para poder ejercer este estilo de vida es preciso que la función que uno desempeña en su empresa pueda realizarse sin necesidad de moverse de casa. Es decir un barrendero, obviamente, ( como mínimo hasta que no se inventen sistemas de control remoto de limpieza ), le sería imposible trabajar bajo el techo de su hogar, o un dependiente a no ser que su tienda hiciera a la vez funciones de domicilio y de establecimiento comercial, tampoco podría. En definitiva, y para muchos que quizás eran algo escépticos con la posibilidad de trabajar en casa, aquí os he dejado alguno de los motivos para que valoréis muy positivamente el hecho de trabajar en el mismo sitio donde se vive.

Entry filed under: Artículos. Tags: , , , , , , , , , , , , .

Defender II – No podrás parar de matar monstruos! Cartoon Wars 2: Heroes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook:

TOP 5

Distraidos
Distraidos
Distraidos
Distraidos

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 9 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: