Badoo la receta del éxito

mayo 29, 2012 at 11:28 Deja un comentario

No digo nada nuevo explicando que el ser humano es un ser social. Nacimos en comunidad y morimos en comunidad, el respeto y las ganas por subsistir hacen de la frase “la unión hace la fuerza” un imperativo para el hombre. Pero para poder disfrutar de esta conjunción de elementos de una forma equilibrada y eficiente es necesario un medio moderador, y este no es otro que el lenguaje y las múltiples funciones que le damos.  La comunicación, con su respectiva ida y venida de información, es el heraldo de un sinfín de actitudes sociales. Nos encanta interactuar, trasladando nuestras opiniones para que estas influyan en otros, nos maravilla codearnos, para poder transmitir de forma pública nuestras capacidades,  también compartir para así demostrar nuestra generosidad. Pero sobre todo, lo que realmente desata una ansia irrefrenable dentro del comportamiento social del ser humano, es el flirtear. Digale ligar, seducir, cortejar… todo se reduce a los mismo, encontrar tu media naranja, tenga o no  fecha de caducidad.

En este afán casi enfermizo de querer encontrar una pareja, las personas son capaces de acceder a prácticas de discutible moralidad. La más antigua y mediática de de todas no es otra que la prostitución, o lo que es lo mismo, pagar por horas un rato de amor y frenesí, donde el dinero, obviamente, hace de moderador. El tema por suerte ha ido avanzando dejando el uso de la moneda como la última de las opciones. Una vez abandonado el hábito de la transacción monetaria se introdujo un nuevo factor ,”el arbitro” y con ello surgieron las citas a ciegas. Estas fueron durante largo tiempo en el siglo XX otra forma de búsqueda y encuentro, pero siempre supeditada a la voluntad de terceros que como si fueran “cupidos” en potencia marcaban el posible desenlace de ese primer encuentro. Obviamente demasiado arriesgado para cualquier persona con un mínimo de sentido común. Pero gracias a esta imparable evolución de los medios de comunicación, todo intermediario físico ha pasado a un segundo plano; ya nos son necesarios las celestinas, ni tampoco el uso de profesionales mediante el pago de una suma de dinero. Ahora simplemente se necesita internet y muy poca vergüenza.

Con estos dos términos surgieron las plataformas digitales de comunicación escrita, es decir, los chats. Siendo estos los padres de las actuales redes sociales. Los chats fueron una fuente inagotable de citas y encuentros espontáneos que facilitaban una búsqueda demasiado tediosa para muchos. La primera cita se transformaba en un sin fin de idas y venidas de mensajes escritos que dejaban la espontaneidad y el contacto físico en un estatus prácticamente inexistente. Eso permitía a muchos introvertidos emocionales conseguir un primer contacto sin tener que afrontar los miedos que de su patología se derivaban. Todo fue más fácil, pero también más frío y menos auténtico. Pero como todo lo fácil y práctico nos encanta convertimos este medio en el Top One indiscutible a la hora de conocer gente, y no solo eso, sino que encima se encontraron formas para nuevamente introducir  el dinero en la ecuación. Y en estas apareció Badoo…

“Badoo es la red social para conocer gente nueva. Con más de 150 millones de usuarios, Badoo es ideal para charlar, hacer nuevos amigos, compartir intereses e ¡incluso para conseguir una cita! Usar Badoo es fácil y gratis. ¡Conoce gente nueva en tu zona!”

Estas son las palabras con las que esta plataforma intenta captar nuestra atención. Como podemos observar destacan sobre todo el factor de conocer gente nueva, dejando para el final, como quien no quiere la cosa, la posibilidad con ello de conseguir citas, y en eso se fundamenta Badoo. Tres palabras; rápido, fácil y directo. Rápido a la hora de encontrar a la gente, fácil poder iniciar contacto con ellos y directo, muy directo, en caso de querer pactar un encuentro. Súmale el detalle de los micro-pagos para poder así destacar más, y ya tienes la receta del éxito. Así que amigos, si no os gustan los retos y siempre queréis que os lo den todo prácticamente hecho, no dudéis en descargaos esta aplicación y disfrutar de ella, ya que sin duda es ideal y cumplirá al 100 por 100 todas vuestras necesidades sociales.  Si por el contrario, los rápido, fácil y directo no va con vuestra forma de pensar, considero que hay formas más gratas y divertidas para interactuar con los seres que nos rodean y poder así finalizar con la búsqueda más ansiada por todos; encontrar el amor…

Entry filed under: Artículos. Tags: , , , , , , , , .

La cara oculta del desarrollo de aplicaciones HAMBO – Un rambo muy puerco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook:

TOP 5

Distraidos
Distraidos
Distraidos
Distraidos

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 9 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: